Racedo visitó históricas mutuales del centro tucumano

Racedo visitó históricas mutuales del centro tucumano

El titular del IPACyM, Regino Racedo, recorrió las mutuales que nacieron con las corrientes inmigratorias en nuestra provincia. Estuvo acompañado por el Lic. Ariel Blufstein, referente en relaciones diplomáticas.

Con el propósito de impulsar el desarrollo y crecimiento de las mutuales de las colectividades extranjeras que se radicaron en la provincia, Racedo visitó las sedes de la Sociedad Francesa, Española e Italiana para analizar minuciosamente la situación por la que atraviesa cada una de ellas.

El primer destino fue la Sociedad Francesa de Socorros Mutuos y Beneficencia de Tucumán, ubicada en calle San visitasociedadfrancesa4Juan 751. Allí, la comitiva del IPACyM fue recibida por su presidente, Gerardo Isas. Luego de recorrer las instalaciones, las autoridades mantuvieron un cálido diálogo en el cual fijaron prioridades para elaborar un proyecto que se ajuste a las necesidades de la institución. El mismo buscará mejorar las condiciones edilicias y obtener recursos que le permitan a la sede constituirse como un polo de actividades educativas y culturales.

La Sociedad Española de Socorros Mutuos y Beneficencia de Tucumán fue el segundo punto de visita. Se trata de una mutual fundada el 4 de marzo de 1878, que gracias a sus socios se consolidó en el tiempo y en la historia de nuestra provincia. Su edificio está ubicado en calle Laprida 316. Ricardo Seoane, su actual presidente, destacó los servicios médicos y las actividades culturales que ofrece la entidad. Hoy el principal  desafío es atender las mejoras edilicias.

Más tarde, Racedo se dirigió a 24 de Septiembre 1021, donde funciona la Sociedad Italiana de Unión y Socorros sociedaditaliana (1)Mutuos y Beneficencia. En charla con sus autoridades se evaluaron las condiciones de trabajo y acción que presenta la entidad.

Estas mutuales, como el resto de las conformadas por las colectividades, tienen gran valor histórico y cultural, y son también protagonistas de nuestro Bicentenario. Por ello, desde el IPACyM se busca proyectar acciones concretas que ayuden a su conservación y trascendencia, abriendo también el diálogo con las respectivas Embajadas.

Son mutuales que lograron mantenerse a través del tiempo, sorteando muchas dificultades, pero aún así el número de socios se fue diluyendo. Necesitan un Estado presente, que las acompañe y reivindique, por eso nuestro compromiso asumido con cada una de ellas en pos de lograr mejoras que les permitan desarrollarse y crecer en el sector“, explicó Racedo.